- PORQUE LOS SUEÑOS EXISTEN -

- PORQUE LOS SUEÑOS EXISTEN -
LA VIDA MISMA PUEDE SER EL MÁS MARAVILLOSO CUENTO DE HADAS, NUNCA DEJES DE CREER ...

jueves, 5 de marzo de 2009

El Renacer de la Primavera


Pronto llegará la Primavera, los campos volverán a vestirse de multitud de colores y a desprender el aroma propio de la celebración, que por estas fechas, todos los años, realizan nuestra amiga la tierra, el escurridizo galán del agua y las jóvenes plantas, por su gran trabajo realizado durante arduos meses para llegar al fin a adornar y decorar todo cuanto rodea a aquellas raras construcciones duras y pasivas que no cambian cada tres meses como ellos y pobladas por extrañas criaturas de largos tallos y sin raíces que se empeñan en despojar a las jóvenes flores de su entorno y decorar así sus frías estancias…
Será preciosa una rosa pero, porque cortarla, no es más bello admirarla en su entorno, verla moverse por la brisa con las gotas del rocío aún haciéndola más hermosa aún…

No se si os habéis preguntado alguna vez de donde proviene las alusiones y la denominación de la primavera como renacer de las flores.
Bueno, pues como todo, viene de muchísimos años atrás y vuelve a ser parte de la explicación un acontecimiento en la mitología que llevó a una joven a compartir su existencia en la tierra con el infierno…
Dicha joven, hija de Zeus y Demeter, se llamaba Perséfone o Proserpina para los latinos…

De nuevo, abrir vuestra mente y acompañarme hasta la antigua Grecia, nos quedaremos en el Olimpo para contar la desafortunada vida de esta niña que creció feliz, rodeada por sus tías Artemisa y atenea, con el amor desmesurado de una madre, Demeter, que pasaba las horas adornando prados con bellas flores para que su nenita jugara y confeccionara los más bellos centros de flores que se conocían por los alrededores…
Una tarde, cuando la joven no hizo más que cumplir 15 años, salió como de costumbre, acompañada por sus tías a recoger flores y cuando se arrodilló para recoger el narciso más hermoso que jamás había admirado, la tierra se abrió en dos y Hades, el dios de la muerte, de los infiernos, del inframundo, animado por su hermano Zeus, la raptó para convertirla en su esposa y así mitigar un poco su soledad.
Demeter, su querida madre, desconocía lo ocurrido, pasó largo tiempo buscando a su amada hija y descuidando de este modo sus quehaceres para con la madre tierra, todo estaba tornándose árido, sin vida, como la pobre Perséfone, que se consumía en un llanto perpetuo y en proclamas hacia Hades para que la dejara volver…

Zeus, al ver a su esposa tan triste y melancólica, intentó reparar su incomprensible e insensible acto de celos por el que tanto su hija como su mujer padecían, pero ya era demasiado tarde, porque Hades, temiendo que Zeus se arrepintiera y obligara a su hija a volver, engañó a ésta ofreciéndole una granada. Al comer de sus granos, estaba obligada a permanecer a su lado en tan oscuras estancias hasta el fin de sus días…

Demeter, al enterarse de lo ocurrido, obligó a su esposo a buscar una solución, pues sino, la tierra no volvería a ver florecer sus campos.
Ante este ultimátum, Zeus dispuso que su hija, compartiera ambos mundos, así pasaría una temporada en la tierra, con su antigua y feliz vida, y otra con su esposo en los confines de la tierra…

De aquí provienen las alusiones al comienzo de la primavera, pues Demeter, vuelve a regalarle a su hija, cuando la acompaña, los prados llenos de flores, verdes campos para recostarse junto a ella y conversar aprovechando el tiempo perdido.
Cuando ésta se marcha, se lleva consigo la belleza de los valles, de los ríos, tornándose todo frío, húmedo sin vegetación…Ha llegado el Invierno.

Así pues queridos amigos, una vez más, el amor de una madre, es capaz de convencer al más poderoso de los dioses del Olimpo.

A continuación os dejo unos versos robados a Homero Aridjis, espero que os deleite tanto como a mí…


Los instantes se suceden, una hora se desgrana
aparentando perpepetuarse adentro de un día que
sabemos efímero. Una nube se desliza. El ladrido de
un perro se adelgaza, se va rápidamente por la calle.

Perséfone levanta las manos, las lleva a su cabello,
las devuelve muy lenta a su regazo, y toda palabra
al comenzar ya está perdida, pero tiembla.

Perséfone bosteza, mira la desnudez de sus muslos.
Muchas sombras separadas forman en el cielo un
bestiario gris en gris metamorfosis, con una
sensación de bruma, de estación de lluvias,
de eclosión de algo, de maravillamiento.

Su regazo palpita, padece y goza flujos y reflujos,
como si un deseo intenso la transportara, la aflorara
en otros eventos de la sangre.

Brillan las piezas de ajedrez en su inmovilidad de
guerreros disecados, dispuestos inmutablemente a
ser dirigidos a su milésima muerte aunque sólo han
vivido momentáneamente en la bella coherencia del
sistema de un hombre.
El rey de albura ya no tiene defensa ni cortesanía,
espera en un yermo cuadrado la salvación ilusoria,
como si el rigor del tablero tolerara el vano gesto de
una pasada imprecisión y, el caballero despreciado
en una provincia inútil, pudiera en un solo
movimiento volar sobre el abismo de las cuatro eles
que, desde hace nueve espejismos lo separan de la postración y la ceniza.

Homero Aridjis


Se despide una vez más, siempre Tuya Clara...



22 comentarios:

Ayla dijo...

Cuánto vamos a aprender contigo. Me encanta.
Tenía una ligera idea de esta historia, pero muy breve. Has aportado más detalles, enriquecido el relato y me has transportado al mágico mundo del Olimpo.
Muchas gracias por compartir tus conocimientos.

Clarita dijo...

Ayla, me alegro que te haya gustado!!Para mi es facil contarlas, adoro el tema,jeje.
un besote enormemente enorme

Alatriste dijo...

Así ocurre también en mi corazón, un páramo invernal, donde sólo reina el frío de la soledad, hasta que de repente, sin esperarlo, una bella ninfa de miel se cruza en mi camino, me sonríe y me hace creer de nuevo, me da esperanzas de que mi espera por ella, tenga algún día sentido.
Mi amor es la primavera y sólo lo siento por una mujer, que estando cerca, no puede ser para mí. Es terrible sentir esa renuncia, ese desear que sea feliz, aunque no sea en mis brazos.
Pero es el rol que quiso el destino para mí.
Me encantó tu historia, porque es una de las leyendas preferidas que tengo en el mundo mitológico.
Al igual que tú, como no podía ser de otra forma, dejé mucho de mi esencia en el Monte Olimpo, allá donde reinan los sueños y donde sigue quedando espacio para gestas y héroes, para sentimientos y pasiones.
Me encanta el giro que le estás dando a tu blog. Espero que estés muy bien, Clarita y que el fuerte viento que nos asola no te aleje de mí. Te deseo lo mejor.
Un beso muy fuerte y hasta siempre.
Te quiero mucho, niña. Cuídate.

Clarita dijo...

Querido Capitán, me alegro que te haya gustado, en fin, no deja de ser una petición tuya que escribiera sobre Perséfone,jeje;)
Si hay una cosa clara, es que siempre, cada año a la misma hora, acude la Primavera a poner colorido y luz a nuestro alrededor, igualmente, tu Primavera acudirá a tí y volverá la felicidad a tu vida, la sonrisa a tu rostro y la alegría a tu mirada, espero ansiosa ese momento para verte por fín gritar tu felicidad a los cuatro vientos!!! Un beso fuerte y cuidate mucho mucho.TQ

Auxi dijo...

Me encanta la primavera, y este año tengo unas ganas increibles de que llegue hasta nosotros. Se que este año la primavera me traerá buenos vientos.

Pero después de haber leido tu historia aun me gusta más, jeje.

Un besote enorme enorme

Clarita dijo...

Auxi, yo también tengo muchas ganas de que llegue la primavera, que se alejen los días tan sombrios y que los días se tornen llenos de colorido, luz y un poco más de calorcito,jeje

Otro besote enorme para tí

Alatriste dijo...

Mi querida diosa mitológica, subo al Olimpo simplemente para verte, como un héroe de leyenda.
Tú me inspiras y en ti pienso antes de derramar mi sangre en cada batalla.
Vuelve tu enigmática mirada hacia mí por favor, y concéndeme tus favores.
Te espero, más allá del Hades, donde residen las almas tristes.
Deja tu alma libre y vuela. Yo te cuidaré...

Alatriste dijo...

Aquí vengo para ese paseo que propones, pero no te veo, así que imagino que ya te habrás ido sin mí. Jo. Espero que hayas pasado un gran fin de semana.
Yo me terminé El druida celtíbero y prácticamente no he hecho otra cosa que leer. Ahora entiendo lo que me dijiste de Asio. En fin, hay gente para todo. Sobre gustos no hay nada escrito. Je, je, je. Ya sabes donde me tienes, princesa. Un beso fuerte y cuídate. Te echo de menos. Hasta pronto.

salvadorpliego dijo...

Un verdadero gusto leerte y conocer tu apasionamiento por la mitología griega. Te felicito por este blog.

Clarita dijo...

Alaa!!Si que estaba, y te he acompañado todo el viaje, en silencio, observandote y cuidandote a cada pasito!!
El finde bien y espero que mejor el tuyo!!
Un beso cielo y te chero pucho!!Aunq ya lo sabess!!

Clarita dijo...

Salvador, se agradece, en este mi rinconcito tu visita, un placer!!
Me alegro que te gustara, un besote enormemente enorme

Dario dijo...

Verdaderamente me encanto, cada dia haces que las sonrisas se acuerden de vivir.
Un beso muy grande..

Clarita dijo...

Dario, muchas gracias, eres un cielo!!
Cuidate mucho y cuida a esa princesita tan hermosa!!
y claro está, continúa regalándo sonrisas que alegren nuestros corazones!!
Un beso enormemente enorme

K@ri.- dijo...

Clari! gracias x tus bellas palabras... que decirte que me encanta leerte, que me hace bien! y esta entrada ultima ni desperdicio tiene!
me hiciste por un rato volar!
gracias!!!
un beso y un fuerte abrazo!

Clarita dijo...

K@ri cielo, las gracias te las doy yo a tí por tener las palabras justas en los momentos justos para animarme!
Un besote enorme y mil gracias por todo

Oscar García dijo...

La mitología, preciosa y encantadora como siempre, igual que tú :P

Y bueno, efectivamente, la primavera está encima y se va notando la alegría en la mente, más ganas de salir, de disfrutar de la calle, los amigos, los amores, jeje.

Un beso Clara

Clarita dijo...

Oscar, es un placer siempre recibir un comentario tuyo, y más si en él me regalas el oido de este modo, jeje, me ha encantao!!
Disfruta mucho de la primavera que después de tanto invierno, se agradece un tiempo más favorable para para hacer más prolífera la vida social!;)
Un besote enorme y mil gracias cielín!

Alatriste dijo...

Haz que renazca la Primavera en mi corazón, amiga mía. Estoy harto del invierno. No puedo soportar más el frío gélido de la soledad. Escucharte hoy fue un rayo de sol. Un beso enorme y cuídate mucho por favor. Me haces falta. Hasta pronto.

Clarita dijo...

Ainn Ramón, claro que renacerá la primavera en tu corazón, claro que volverán días más felices a tu vida, claro que volverá la alegría a tu rostro, una eterna sonrisa que te haga olvidar todo cuanto hoy padeces!!!
Confía en mí, todo esto ocurrirá, ya lo verás!!
Cuidate mucho mucho!!!!un abrazote y un besote enormote, ea

little_gades dijo...

Primavera, mitología... Ainss Clarita, que forma de hacerme pasar un buen rato. :)

Es increíble lo que las palabras pueden hacer, siempre y cuando las sepan utilizar, y tú tienes esa virtud. :)

Un besazo enorme guapa.

Clarita dijo...

Dina, muchas gracias guapa!!me vas a poner colorá!jeje
Por cierto estás muy guapa en tu nueva fotito, me encanta!!
Un beso enorme

simplementeyo dijo...

Uy Clarita, he aprendido mucho pr no sé yo si es un final feliz, al menos tiene una esperanza.. Creo q la vida es un poco así, vivimos entre el cielo y el infierno.. Besos grandes.. Y sigue con estas historias. Besos

VUELVE PRONTO. YA TE ECHO DE MENOS ...